Camerún, Parte final

Campeonato de Fútbol

Y finalmente llegó el tan esperado día del campeonato. A las 6.00 am ya estábamos en el estadio ultimando los detalles. Teníamos 3 árbitros principales, 4 guarda líneas, un sonidista (vecino Lyunga), electricista (Jerry), utilero, enfermera y unas voluntarias encargadas de la comida.

El campeonato comenzaba a las 8.00 am, por lo que los equipos fueron citados a las 7.30 am. Ya alrededor de las 9.30 am la totalidad de ellos se encontraban presentes, lo cual dado los estándares africanos de tiempo no era tan malo y  era algo que de todos modos había sido ya previsto.  Algunos llegaron en taxis, otros en furgones y la mayoría a pie.

De los ocho equipos citados solo uno presentó problemas. El entrenador explicó que contra su voluntad la mayoría de sus jugadores habían sido enviados  a trabajar al campo. Este era un equipo de una zona rural aledaña a Buea y los días Sábados eran sinónimos de día laboral en ese lugar. La solución fue la fusión con niños de otro equipo que habían quedado en lista de espera y que afortunadamente habían decidido decir presente.

Como siempre en Buea llovía, pero de manera tenue. La cancha estaba preparada para eso y mucho más. Mi gran preocupación era la estabilidad de los arcos que nosotros mismo habíamos construido el día anterior y que no me convencían 100%.

Los ocho equipos eran:

Nombre Quarter

Rising Stars FC         Buea Town

The Heroes               Street 4

Hint FC                       Bonduma

Fan Club  Charles     Bakweri Town

Litute Fc                     Sanpit

Young Sons                Mile 16 (zona rural)

Muea FC                    Muea

Bonakanda FC          Bonakanda (Aldea de 200 personas)

Recuerden que el Quarter representa la zona de donde provienen y la descripción es solo para ilustrar la diversidad de equipos que logramos convocar.

Una vez que llegaron los entrenadores, los hicimos formar a sus equipos para iniciar la ceremonia inaugural. Ahí, presentamos a la organización, saludamos a cada uno de los equipos, di un pequeño discurso de bienvenida, Genesis  lideró un rezo común y terminamos cantando el himno nacional de Camerún. Los niños representaban un total de 120 y si sumamos el resto de los asistentes estimo que llegamos a un total de 300 personas. Había mucha emoción entre los jugadores y nosotros estábamos muy contentos por la asistencia y buena recepción.

Antes que comenzaran los partidos tuvimos que revisar uno a uno y descartar a varios jugadores que evidentemente tenían más de 14 años. Les habíamos advertido que debían traer consigo el certificado de nacimiento, por lo tanto aquel que no lo hizo no pudo jugar.

Comenzaron los primeros partidos y comenzó la demostración de talento en la cancha. El equipo de HINT-formado por los niños con quien siempre juego-vestían orgullosamente su uniforme representando a todos aquellos que generosamente llevaron a cabo una donación.

Por más que quería alentarlos, como organizador oficial del campeonato debía mantenerme lo más estoico posible.

Como en toda actividad humana llena de pasión, presenciamos discusiones, alegatos varios e incluso peleas físicas que nos tocó separar. Uno de los entrenadores casi le pega a uno de los árbitros y en el último partido de la primera ronda-donde estaban ya virtualmente descalificados- el mismo entrenador interrumpió el juego y se llevo consigo a todo su equipo. Intentamos convencerlo a que se quedara para el almuerzo, pero su enojo y orgullo fueron superiores.

Para el almuerzo, les habíamos preparado unos sándwich, plátanos y agua. Los sentamos a todos juntos en las graderías y una de las voluntarias realizó una charla sobre higiene.

Luego, procedimos con los partidos finales donde lamentablemente nuestro equipo quedoó eliminado. La desilusión y tristeza de los niños fue conmovedora. Habían estado esperando este campeonato por más de un mes y al verse eliminados la mayoría de ellos lloraban. Poco pudimos hacer para consolarlos.

La final la jugaron Muea Fc contra Young Sons. Después de un disputado empate 1-1 fueron a penales. El equipo campeón fue Muea FC y la alegría de sus jugadores fue total. Celebraron bajo la lluvia con cánticos y bailes varios. Parecía que hubiesen ganado la copa del mundo.

Afortunadamente el campeonato fue un éxito y todo concluyó sin problemas. Para muchos niños fue el primero en su vida y estoy seguro que nunca lo olvidarán. La idea de HINT es darle continuidad y llevarlo a cabo cada año.


Retirada otros voluntarios

Ya de vuelta a la rutina, a estas alturas, solo quedábamos 3 voluntarios-quien escribe y la pareja de Texas-. La mayoría de los 5 restantes había venido por dos meses aprovechando el verano del hemisferio norte. Con una diferencia de diez días la totalidad de ellos había dejado el país. Aparte de un vacío repentino en la casa (aunque mayor comodidad desde el punto vista de las instalaciones compartidas) esto significó un cambio dramático en el ritmo de trabajo.

Debíamos continuar con los cursos de computación al mismo tiempo que finiquitar la instalación de los laboratorios de computación. Sabíamos que íbamos a trabajar más horas, pero nunca imaginamos que la cantidad y menos que la mayoría de ellas serían destinadas a la reparación de los distintos equipos informáticos.

Lamentablemente, más del 50% de los computadores presentaron fallas por lo que no nos quedó otra que convertirnos en expertos en hardware y entre el desarme y la combinación de piezas fuimos poco a poco ensamblando productos finales que estuvieran en buen funcionamiento para su distribución final. La casa parecía una mezcla entre un taller de reparaciones y una tienda de retail de computadores con monitores, teclados, mouses, cpu’s, cables y fracciones varias desparramadas por todos lados. Literalmente hubo días que nos tomamos el comedor y living, donde entre el container y la casa, pasamos más de 12 horas diarias preparando los despachos.

Lo bueno de todo esto es que algo aprendí y la próxima vez que tenga una falla en mi computador voy a aventurarme a abrirlo sin recelo alguno y quién sabe si logro un resultado satisfactorio…

A estas alturas ya van 5 laboratorios concluidos y seguimos trabajando en 3 más. Como siempre, la satisfacción de profesores y estudiantes es lejos lo más destacable y gratificante de la experiencia.


La nota negativa a destacar de este período es que una mañana en que fuimos al cyber café de la organización (donde impartíamos las clases) nos encontramos con que una puerta paralela había sido forzada y como resultado la mitad de los computadores y varios artículos electrónicos avaluados en un total de aproximadamente $5000 USD se habían esfumado. Sin duda fue un golpe anímico bajo y hemos estado trabajando en soluciones y en levantar el ánimo a Genesis (que de manera consistente con su actitud pasiva reaccionó bastante bien).

Es muy frustrante ver como algunos necesitados se hacen zancadillas entre ellos mismos y como la seguridad en este país es tan mala como la calidad del agua local.

Viajes

Ahora bien en este período no todo ha sido tan malo y ciertamente no todo ha sido trabajo. Entre distintos fines de semana y entre la semana pasada que me la tomé de manera completa he visitado y vivido diversas experiencias en este país. De las 10 regiones existentes, solo visité 4, pero varias de estas incluyen la mayoría de los lugares que han sido catalogados como los “must” del país.

Una gran experiencia fue el habernos aventurado a subir la famosa Mount Cameroon de 4.195 metros de altura. Es una de las atracciones turísticas del país, pero lugar donde preguntábamos para poder subir, nos respondían que tendríamos que esperar hasta Diciembre ya que estábamos en época lluviosa y por lo tanto la cantidad de agua a lo largo del camino y el frío en la parte superior hacían imposible la escalada. Dado que ni yo ni los otros 3 voluntarios (Sabrina, Amber y Adam) interesados en subirla íbamos a estar en Diciembre, decidimos tantear el ascenso. Personalmente como chileno, dudaba que estos tipos de esta parte de África supieran lo que realmente es el frío. Finalmente encontramos a un guía que nos acompañara y un día Sábado a las 6.30 am ya nos encontrábamos adentrando la densa vegetación de los pies de la montaña.

Tengo que admitir que había subestimado completamente la dificultad que este emprendimiento representaría. Después de 10 pesadas horas llegamos al refugio número 2 donde pasamos la noche.

Al día siguiente apenas salió el sol continuamos con el ascenso.  A esa altura el cansancio era evidente y empezaba a pasar la cuenta. Nos quedaba poca agua que tuvimos que empezar a racionar y yo ya tenía una rodilla a medio andar. A mitad de camino hacia la cumbre, ambas mujeres decidieron desistir. Con Adam y el guía decidimos continuar y a eso del mediodía logramos la gloriosa cumbre que tantas veces habíamos apreciado desde Buea. Fue una experiencia dura, pero  sin duda muy gratificante.

Con los distintos viajes he podido apreciar la diversidad de este país y entender un poco porque le llaman el “Africa en miniatura”.

He ido a Foumban, Limbe, Tiko, Kumba, Kumbo, Tole, Douala, Belo y Bamenda donde  he visto y vivido distintas realidades. Aparte de los paisajes hermosos y cambiantes, me tocaron lugares con culturas fuertes y  bien disímiles. Estuve en zonas angloparlante, francoparlante, pueblos cristianos, pueblos musulmanes, ciudades grandes, aldeas casi primitivas, etc.

En la agitada ciudad de Douala pude incluso darme una “pausa occidental”. Visité un restaurant mediterráneo donde pude comer queso y pizzas, y en el hotel tuve acceso a una ducha con agua caliente que luego de 2 meses y medio fue muy bienvenida y como consecuencia bieeeeeeeen dilatada.

Entremedio aproveché de visitar 3 ONG’s  -Kumbo (donde me recibió una voluntaria chilena-venezolana), Belo y Bamenda- donde tuve la oportunidad de compartir con los líderes respectivos y conocer bien en qué y cómo estaban trabajando. Todos personas muy interesantes, muy sacrificadas y de tremendo corazón. En Bamenda aprovechamos de desarrollar un blog: ntankahwomen.wordpress.org.

Medios de transporte

Ahora bien, un tema que no puedo dejar escapar son las carreteras, los medios de transporte y la forma en como estos se sobre utilizan. Recuerdan la capacidad de maximizar la ocupación de los taxis?

Increíblemente, mis queridos amigos cameruneses  han logrado superarse y han desarrollado un concepto logístico muy particular para viajes de larga distancia. Este es un tema que  no deja indiferente a nadie. Partamos por el hecho de que nunca he visto un Bus interurbano como los que solemos utilizar ya sea en Sud o Norteamérica. Aquí los medios de transporte son un auto o un furgón.

No existen horarios fijos. Si quieres comprar por adelantado para reservar un “asiento” puedes comprar para la mañana o la tarde, pero nunca para una hora determinada. Si preguntas a qué hora tienes que estar en la mañana te van a responder: “Entre las 8 y las 10.00”, lo cual puede extenderse hasta las 12.00 hrs. Generalmente uno llega y se sube al vehículo que esté disponible. Te sientas y esperas pacientemente que se complete. El bus va a partir si y solo si está lleno.

La otra vez en Douala tuvimos que esperar 2 horas y el viaje en sí solo duró 50 minutos. No hay pasillos, no hay asientos reclinables, no hay aire acondicionado y por supuesto que no hay baño. Con suerte el vehículo funciona y con suerte tienes espacio y privacidad. A veces el volumen de la radio alcanza decibeles exagerados-tanto que si quieres hablar con tu vecino tienes que gritar tan fuerte como lo harías en una discotec o Pub nocturno-. Como de costumbre en este país, hay un rezo previo a cada partida y en ocasiones, uno de los pasajeros se levanta de su asiento y se convierte en vendedor. En uno de los viajes me tocó un vendedor de pomadas medicinales que literalmente me estuvo gritando al oído por 2 horas. Lo increíble es que la mayoría de los pasajeros suelen creerles y deciden comprar.

No es raro quedar botado en la carretera o tener que bajarte para que el auto pueda pasar por zanjas no menores. A lo largo del camino hay policías que en teoría están ahí para revisar que todo esté en orden, pero en la práctica no revisan nada y solo recolectan dinero de manera informal. Estos peajes ilegales son tan comunes que algunos choferes ya tienen el dinero predispuesto para pagar y poder continuar lo más rápidamente posible.

Cada vez que el vehículo se detiene a dejar o recoger a algún pasajero, o en un peaje legal, decenas de vendedores se tiran contra la ventana casi obligándote a comprar lo que ofrecen. Una vez, el tipo sentado al lado mío tuvo la buena idea de consultar por unas naranjas.  Apenas los vendedores percibieron la intención de compra del sujeto, abrieron la ventana desde afuera y comenzaron a pelearse por vender el producto. Mi vecino obtuvo rápidamente sus naranjas, pero de pasada yo me gané un combo en la cara…

Lejos lo peor es la incomodidad que tienes que soportar dado este afán por maximizar la ocupación. Para que se hagan una idea, en un furgón para una capacidad normal de 15 pasajeros-5 filas de tres asientos cada una- una vez contamos 27 personas! Claro que entre ellas habían 4 niños, lo cual no deja de ser. Lo increíble es que esa vez el chofer intento subir a alguien más, pero luego de 5 minutos de un Tetris inhumano, cayó en razón y decidió bajarlo. En otra ocasión tuve la pierna dormida por más de media hora y cuando me bajé del bus, me caí de cara al suelo ante la imposibilidad de respuesta y soporte. Estuve un buen par de minutos en el suelo  esperando que la pierna se reactivara.

La primera vez que me tocó un auto (ver foto) pregunté cuantas personas irían conmigo.  Al ser el primero en llegar, estaba preocupado de la hora en que íbamos a salir, pero naturalmente también de la comodidad. Cuando el tipo me dijo que íbamos 4, pensé que si bien el auto era chico, por lo menos íbamos a ir más cómodos que en los furgones.  Cuando llegó una pareja que traía consigo un bebé le sonreí al chofer y le dije: “estamos listos”. Ante lo cual me respondió: “van 4 adelante y 4 atrás”. Los 4 atrás lo podía imaginar, pero los 4 adelante me parecía físicamente imposible!  Además, los 3 pasajeros que estábamos en el lugar traíamos equipaje de tamaño considerable.  Luego llegó otra pareja con 4 niños más y con varios bultos, entre ellos, un par de gallinas. Ya llevaba 1 hora y media esperando y no podía creer lo que estaba viendo. Finalmente el tipo me dijo que estábamos listos. Yo le respondí que si era capaz de hacer entrar a todas las personas y toda la carga lo iba a declarar oficialmente un mago. Para mi asombro, luego de 15 minutos de creatividad y prueba y error, se convirtió en mago…


En el asiento del chofer iba el mismo mas un acompañante (nunca antes visto). En el asiento del copiloto iba una tipa y yo. Atrás iban 2 adultos, un bebe y 4 niños. En la maleta y colgando de ella iban los diversos embalajes. Luego colgando de la manilla de la puerta trasera iban el par de gallinas.

El viaje duraba un par de horas (de acuerdo al chofer); era por un camino de tierra y una especie de cuesta. Después de un rato de probar distintas posiciones y encajar dentro del auto, parecía que habíamos encontrado un equilibrio. Afortunadamente la radio no funcionaba y la gente iba tranquila atrás. Había comenzado a disfrutar del viaje y a apreciar las hermosas escenas que el camino ofrecía, cuando de repente siento que algo me restriega el cuello. Enseguida escucho unos gritos y me doy cuenta que uno de los niños había vomitado dentro y fuera del auto. Ya a esas alturas nada me sorprendía. Por suerte paramos para limpiarnos un poco.

Luego continuamos y como era de esperar, el auto tuvo problemas mecánicos por lo que tuvimos que parar nuevamente.

Luego de 3 largas horas que no pasaran al olvido, habíamos llegado finalmente a destino.

Este es solo un ejemplo de lo que un viaje por estos lados puede ser. Sobre los furgones hemos visto cada cosa. Encima de ellos no solo van maletas, sino que he visto como montan chanchos, cabras, plátanos e incluso motos. Lo que más me ha llamado la atención fue cuando una vez, en la carretera saliendo de Douala, vimos a un tipo literalmente colgado del vehículo. Por ver véanlo con sus propios ojos (no es photoshop).

Algunas consideraciones

No se puede hablar de África y caer en generalizaciones. Tampoco se puede hacer lo mismo con Camerún y por cierto ni siquiera con Buea. Todo lo que he escrito es lo que he visto a través de mis ojos y por lo tanto son solo percepciones no universales sujetas a la relatividad de mi subjetivismo. Cualquier opinión discordante y/o complementaria es más que bienvenida porque no pretendo dar ninguna palabra final.

Hasta ahora y a lo largo del Blog he intentado ser lo más descriptivo posible, pero desde mi humilde y corta experiencia  y antes de dejar estas tierras, me permito un espacio para un par de reflexiones.

La corrupción, la pobreza son hechos presentes día a día y en todo nivel. La vida es primitiva en distintas formas. La vida es antihigiénica, precaria y vulnerable desde muchos puntos de vista. Enfermedades como el sida, cólera, tifus, malaria amenazan el bienestar de todos los habitantes. La pobre nutrición y el dolor estomacal son una constante.  Las instituciones políticas funcionan de mala manera. La democracia es cuestionable. Las infraestructuras en términos de carreteras, hospitales y escuelas son precarias. El gobierno esta desgastado y contaminado por una corrupción endémica. Es un país que ha estado estancado bajo el mismo presidente por 28 años. La economía depende de grandes commodities y no se ve un progreso considerable ni un norte claro. La educación parece estar de adorno. Como he escuchado de sus propias bocas, muchos estudian una carrera no para poder ejercer la profesión escogida, sino para simplemente no morir de hambre.

No obstante todo lo anterior, me atrevo a decir que la vida en Camerún es tan viva como los colores de su bandera. Siguiendo sus instintos, pero también sus sueños me ha tocado conocer una cultura muy esforzada. Y no es de extrañar si consideramos que apenas se desarrollan físicamente ya están  llevando a cabo tareas para la casa. He presenciado a cientos de niños que apenas saben caminar y ya uno los ve tambaleando por la calle por varias cuadras portando con sus frágiles brazos y piernas recipientes de agua que ayudan a mitigar la eterna carencia de acueductos particulares. Puede ser muy triste para nuestros ojos, pero a ellos parece no importarles. A esa corta edad la diferencia entre trabajar y jugar ciertamente no existe.  Todo lo hacen con una sonrisa y con gracia. De esta manera se educan y de esta manera crecen. La pobreza, las enfermedades y las carencias en general son parte del día a día y saben llevarlas adelante. La vida tiene otro ritmo y otras expectativas. Todo es lento y todo se lo toman con calma. Cosas que a nosotros nos irritan o complican como el tráfico, largas esperas, vestimenta, lujos varios para ellos son tonterías  y ante situaciones dificultosas suelen decir “This is Africa” y luego reír. Vibran por cosas pequeñas y son muy entusiastas. Como en muchos otros países el futbol acá es pasión de multitudes. Cada domingo cuando el jugador y héroe nacional de Futbol ETO defiende a los colores del inter de milan, el país se paraliza y celebra o llora junto a sus resultados. En la calle las camisetas de la selección y del equipo nerazurri abundan.

En general la mayoría parece aceptar las condiciones precarias en que viven y parece no molestarles. Ahora bien,  claro que en la viña del señor hay de todo y no faltan aquellos que no están satisfechos y les gustaría buscar una realidad distinta. El primer problema se da cuando crecen y se dan cuentas que afuera hay un mundo materialmente mejor. No son pocos los jóvenes que he visto navegando en internet buscando becas para ir a estudiar afuera. En ese sentido la globalización ha hecho sobretodo a las nuevas generaciones conscientes de las diferencias sociales existentes. Si bien para algunos eso los motiva a salir, a otros los motiva a quedarse y marcar la diferencia para su país.

Ahora bien, independientemente de la generación a la cual se pertenezca, hay un elemento que a mi parecer es común.  Este es que el enfoque en esta parte del globo no es tener más, sino que está en ser y compartir más.  Lo poco que tienen lo comparten-taxis, ropa, piezas, comida, libros, computadores, juegos,etc-. No es raro ver a un niño llegar con un pedazo de pan o una fruta donde sus amigos e inmediatamente hacer al alimento parte del grupo. Esto es un lado de la vida colectiva en la que se criaron.

El otro día, por ejemplo, un vecino me invitó a su casa y en su pieza (pequeña por cierto) habían 2 camas. Vivian él, su primo y un amigo.  Explicaba que su amigo muy pocas veces tenía para comer en su  propia casa por lo que pasaba donde él y cuando llegaba la noche, muchas veces se quedaba a dormir. Ambos compartían la cama sin objeción alguna. Yo le comenté que me parecía muy bien, pero que que hacía cuando llegaba su amigo a visitarlo y en su misma casa tenían poco para comer. Me respondió que entonces compartían lo poco que había, que siempre había sido de esa manera, y que el feliz lo hacía. Una vez más vi a alguien que me sonreía y me decía “this is africa”.


Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Camerún, Parte IV

No puedo iniciar este capítulo sin hablar sobre los proyectos que hice referencia latamente en el capítulo anterior.

El campeonato de Futbol está a dos semanas de su realización. Hay bastante interés y expectación en el ambiente. Finalmente, lo vamos a concentrar todo en un sólo día de 8 am a 5 pm. Esto básicamente para facilitar el tema del transporte que representa un costo muy elevado para todos los asistentes (recuerden $100 pesos chilenos/ 20 centavos USA).

Participarán 8 equipos de 11 por lado (máximo de 15 jugadores por equipo). Hemos logrado atraer a equipos de distintos barrios (quarters como le llaman acá). Incluso puede que venga un equipo desde un villaje.

Organizarlo ha sido una agradable, pero no necesariamente fácil aventura. He visitado distintos barrios y me he encontrado con distintas realidades. Algunos tienen sus propias canchas, mientras otros juegan en verdaderos barriales. Aunque todos comparten la misma cosa: La pasión y la buena recepción. Sus caras se llenan de felicidad cuando uno les habla de un torneo de futbol y de la posibilidad de ganar un trofeo.

Por otro lado, hay partes más agobiantes como ha sido conseguir los distintos implementos que se necesitan. Como podrán imaginar, acá no hay supermercados, ni  Walmarts, ni centros comerciales. Sólo contamos con mercados itinerantes que varían de lugar dependiendo del día de la semana. Son una especie de feria donde puedes encontrar miles de artículos que van desde especias hasta carteras de las marcas más lujosas del mundo-todas falsas obviamente-.Los pasillos son estrechos y laberinticos. La gente se pelea para que les compres sus productos. Apenas nos ven aparecer, el grito whitemen se hace escuchar en reiteradas ocasiones. A veces casi te obligan a comprarles. Cuando llueve (80% del tiempo) los pasillos se convierten en ríos de adobe. Es un festival de colores y olores que puede ser muy entretenido cuando dispones de tiempo y estas de paseo. Como los distintos mercados del mundo, el regateo y el intento de “gato por liebre” es una constante. Ya me intentaron cobrar 3 veces lo que cobrarían a un local, vender pelotas pinchadas, uniformes con piezas incompletas, artefactos quebrantados, etc.

Para una mejor ilustración de lo que es el mercado por favor visitar este link donde he subido un video con la canción del momento de fondo titulada don see ma wife que es original de Nigeria, pero que es cantada en pidgin. Realmente significa “I have found my wife”.

http://www.youtube.com/watch?v=2B6BxqyFUD0

 

Ahora bien, la parte más difícil de todas ha sido la de conseguir la cancha. Hay varias en todo el pueblo, pero la idea era reservar el estadio municipal-el mismo que mostré en el segundo capítulo-, ya que cuenta con electricidad, las mejores instalaciones y la mejor ubicación. Además que el resto de las opciones dejan harto que desear.  Para intentar lograrlo, aprovechamos la amistad entre Génesis y el alcalde de Buea. Sin embargo, este nos dijo que la decisión recaía en el Director Regional de Deportes, pero que podía enviar un mensaje de recomendación.

Ubicar al director no fue una tarea fácil. Las líneas telefónicas no estaban funcionando y el mail no era una opción existente, por lo que no nos quedó otra que ir físicamente a buscarlo. Nos dijeron que si no estaba en su oficina, estaría en el estadio. Durante 2 días nos paseamos entre ambos puntos, pero fue imposible encontrarlo. De ahí que decidimos ir a su casa. Lo esperamos a las 6 de la mañana y no apareció. Antes de activar el plan B de conseguir otro recinto deportivo y como última opción, volvimos en la tarde a su casa y afortunadamente logramos dar con él.

Nos invito al día siguiente a su oficina. Allí Gordon (mano derecha de Genesis) y yo fuimos amablemente recibidos en su despacho. Junto a él estaba sentado un tipo de semblante sereno. Luego de una conversación de relleno y de la introducción de la ONG, le expliqué la idea integradora y educacional que el campeonato suponía. Hablamos por una hora sobre la importancia del deporte, de la educación y de la estimulación de los niños del pueblo. Parecía un buen tipo.

Mencionó que la cancha estaba disponible para la fecha deseada y que debiéramos poder utilizarla, pero que sin embargo el no podía autorizarla directamente porque primero el campeonato debía ser aprobado por la autoridad coordinadora de eventos de la ciudad. En ese momento pensé que la burocracia ya estaba alargando mucho el proceso y que nuevamente lo mejor era avocarnos al plan B.  Antes de que alcanzara a preguntar donde quedaba la oficina de la autoridad en cuestión, esbozó una sonrisa suspicaz  y dijo: “No se preocupen, que el coordinador a quien deben acudir es justamente esta persona que está sentada a mi lado”. Suspiré aliviado y me puse feliz hasta que nuevamente tomó la palabra diciendo “Eso sí, naturalmente, tiene que haber una contribución monetaria de vuestra parte”. Ese fue el momento cúlmine de la reunión. Sabía que Camerún era un país corrupto, pero nunca me había tocado vivirla de manera tan explícita y directa. Mencionaron que el “costo” ascendía a algo así como a los 100 USD.

Desde ese punto, la reunión se extendió por una hora más donde debatimos enérgicamente las razones por las cuales yo consideraba que no debía pagar un peso más. Argumenté que éramos una humilde ONG que estaba llevando a cabo una obra social y que más encima estábamos poniendo harto dinero por realizarla. Enumeré los distintos gastos, expliqué que en otros países las entidades gubernamentales suelen apoyar este tipo de iniciativas, pero nada parecía convencerlos. Luego acudí a que esto era posible gracias a mis amigos de Chile que estaban auspiciando y que Chile no era un país rico como para andar pidiendo más. A final de cuentas, el director dijo que dado que estábamos apoyando a su comunidad y que dado que traíamos un mensaje del alcalde iba  a ser generoso con nosotros y solo nos iba a cobrar 20 USD. No me pareció bien, pero por lo menos ya no estaban pidiendo 100 USD. Cuando estaba listo para terminar la discusión, el señor coordinador (que hasta el momento casi no había hablado) sacó su voz y dijo que él era el primero en autorizar y que por ende también debíamos pagarle.  A ese punto ya me dieron ganas de pararme y salir de la oficina, pero en vez de hacerlo, le dije directamente que me parecía totalmente desubicado y que íbamos a buscar otra alternativa. Ante esa respuesta, ambos mostraron una actitud conciliadora y dijeron que por 30 USD podían darnos la autorización inmediatamente. Ya luego de tanto problema y en nombre de los niños de Buea llegamos a un acuerdo. A continuación, les comparto documento oficial de autorización.

De esta manera, poco a poco hemos ido avanzando con la logística y aparte de la cancha, ya contamos con un par de trofeos, pelotas, un pendón, equipos inscritos, árbitros, pitos, entre otras cosas. Con el tema de las camisetas, básicamente por falta de presupuesto, solo vamos a poder otorgar uniforme a un solo equipo. Este equipo será el de los niños de mi barrio-Bonduma- con quien siempre juego. Ellos serán los encargados de llevar los nombres de quienes generosamente hicieron caso al llamado social y decidieron cooperar.

Ellos están entrenando día a día y se entusiasmaron cuando supieron que les íbamos a proveer un atuendo futbolístico completo. Lo que no les aclaré, de inmediato, era que llevarían en sus espaldas un nombre raro proveniente de un desconocido del otro lado del mundo. Sin embargo y para mi sorpresa, cuando les comenté que en vez de sus nombres estarían representando a mis amigos de USA y de Chile, lo interpretaron como un gran honor y se pusieron más felices aún. Algunos incluso se aprendieron un par de nombres y gritaban  orgullosamente “Yo voy ser xxx de Chile!).

Para el resto de los equipos vamos a comprar petos. Para mi próximo comunicado les contaré sobre los resultados del campeonato y les enviré fotos. Aparte del futbol, hemos decidido darle un toque educativo, por lo que a mediodía junto con darles una colación, les daremos una charla sobre higiene y salud. Además, el equipo campeón ganará una sesión completa de clases de computación y si el presupuesto alcanzara, les comparemos un lápiz y un cuaderno a cada uno.

Pasando al siguiente proyecto, los laboratorios van súper bien. Nos encargamos 100% del proceso, desde la visita inicial, el contrato, la revisión de las distintas piezas de los computadores, el cableado de electricidad, el layout, el entrenamiento a los profesores, el transporte y la instalación final.  Por lo que el proceso toma mucho tiempo. Hasta ahora, hemos finalizado 100% con sólo 3 colegios, pero estamos en distintos grados de avance con el resto y posiblemente esta semana terminemos 1 más. Personalmente, estoy súper feliz de decir que gracias a mis amigos hemos sido capaces de donar un laboratorio a Buea. Ya pronto les comentaré sobre el colegio que elegiremos.

Con respecto a Jerry, aún no tengo 100% el dinero para poder apoyarlo con su carrera completa, pero por lo menos con un año de estudio. El otro día le quise dar esta noticia y su reacción fue de tal alegría que gritó y saltó tan fuerte, que un vecino llegó donde nosotros porque pensó que estábamos peleando…Nada más que decir. A  mi parecer, es tan buena persona que lo tiene más que merecido.

Por último, les comento sobre las clases de computación. Para la primera sesión estuve participando como asistente, pero desde la semana pasada estoy como profesor titular y tengo un curso de 14 niños a cargo. Ya llevo casi 2 semanas con ellos y ha sido una experiencia muy gratificante. A algunos de ellos los veo casi siempre porque son de los alrededores, otros son del equipo de futbol y otros son de un orfanato a quien estamos instalando un laboratorio de computación. Me he encariñado bastante y me enorgullezco cada vez que veo que realmente están aprendiendo lo que intentamos transmitirles. La mayoría nunca había ocupado un PC y ya luego estarán navegando ágilmente por Internet. Hay uno de un orfanato que ni siquiera sabía leer (cosa que ya estamos corrigiendo).  En general, lo pasamos muy bien. Me esfuerzo porque la clase sea lo más interactiva posible. Los hago participar, leer, gritar, bailar y reír lo más que puedo. De vez en cuando un voluntario pasa adelante para liderar ejercicios de elongación y relajamiento. Aparte de enseñarles la poderosa herramienta que el computador en si mismo representa, intentamos abrirles los ojos  lo más posible y transmitirles conocimientos de nuestra parte del mundo. Estoy contento de ver un notable avance y ahora entiendo un poco más a todos aquellos que tienen la vocación y han decidido ser profesores. Aunque claro que no es fácil y se requiere de harta paciencia, creatividad y capacidad de improvisación.

Entre otras cosas menores, también cambiamos el cartel que estaba afuera de la oficina y aprovechamos de reinventar el logo dándole un toque más global:

   

Sobre la experiencia en general de vivir acá, hay mucho que compartir. Algunos me han preguntado sobre la casa, la familia, la comida, las costumbres, por lo que a continuación hago referencia a algunos aspectos que rodean mi existencia diaria.

Partamos por Genesis, el fundador y Presidente de HINT.

Convengamos que si el diccionario tuviera imágenes, bajo la palabra relajado encontraríamos su foto personal. Debe ser por lejos el hombre más templado que he conocido en mi vida.  De un tono profundo y amigable, está siempre abierto a nuevas ideas. Todos nuestras acotaciones tienen muy buena recepción y generalmente sus respuestas van acompañadas de un comentario positivo del estilo  “Oh yeah, what a good idea” o “Oh oh, how funny, that is great, ha ha”.

Su edad no está clara. Cree tener más de 40, pero su registro de nacimiento señala 37. Explica que se debe a que en este país muchos padres tergiversan el documento de identidad para así prolongar la edad de jubilación de sus hijos para puedan trabajar por una mayor cantidad de años.

Aparte de desempeñarse como Presidente de HINT, también lleva adelante la profesión de Pastor.  Es en una iglesia cristiana llamada BCC (Buea Community Church). Cabe destacar que en esta zona del país la religión predominante es la cristiana. De ella se desprenden diversas ramas bajo distintos nombres y variedades. La masa es altamente religiosa. Estoy casi seguro que hay más iglesias que computadores personales y la adoración se ve y huele en todos lados. La mayoría de la población es creyente y el concepto de Dios está presente en casi todo acto y lugar. Cruces, imágenes de Jesús y escritos bíblicos abundan. La gran mayoría asiste a misa 2 veces por semana (miércoles y domingo)- celebraciones muy características y marcadamente distintas de las que yo estaba acostumbrado en Chile y USA. Se extienden por 2 horas y la mayor parte del tiempo se la pasan bailando y cantando-.  Algunos realizan vigilias nocturnas y dado que estamos rodeados de oratorios, algunas veces entre tanto cantico y grito, cuesta dormir. En general hay mucho rezo; rezan antes de las comidas, rezan antes y después de los partidos de futbol, rezan antes de los conciertos, rezan en la mañana, rezan antes de ir a dormir y en fin, rezan y rezan. Hay mucha desesperación, mucha necesidad, pero a la vez no pierden la esperanza. Para muchos, es Dios quien la representa.

A pesar de que Génesis es un pastor, en la casa no estamos tan expuestos a la religión como algunos pudieran pensar. Aquí se respeta cada posición y la inclinación religiosa ni siquiera es tema.

Si bien Génesis llegó  solamente el año 2003 a Buea, es conocido y reconocido públicamente. Las veces que he caminado con el por distintos sectores, han sido varias las personas que lo han detenido para saludarlo. El no pierde su sencillez y saluda a todos con una genuina sonrisa.

Siguiendo su experiencia en viajes, su vocación por la tecnología, sus estudios en computación y matemáticas, y las distintas realidades que le tocó conocer, fue que decidió iniciar esta ONG. El enfoque principal es en ICT -Information & Communication Technologies- y en 6 años no ha sido poco lo que ha logrado. (Para mayor detalles referirse a capítulo número 1 de este Blog).

Como mencioné al inicio del Blog, está casado con Marceline Tinshu. Ella se desempeña principalmente como dueña de casa, aunque también es parte de HINT. Una mujer a quién describiría de carácter firme, fue la cuarta en nacer de un matrimonio de 9 hijos (8 mujeres y un hombre) y es originaria de la zona sur-oeste .Es la encargada de alimentarnos día adía, función que cumple muy bien con sus riquísimos (aunque no necesariamente variados) platos locales.

Se conocieron el año 2000 en una actividad de un grupo de estudios de Biblia. Luego de esa primera reunieron solo se vieron cada 6 meses para la misma actividad. Cuatro años más tarde, en uno de esos encuentros semestrales y sin siquiera conocerse más allá de las actividades grupales, Genesis invito a Marceline a cenar. Esa noche que justamente cayó un 14 de febrero (día de San Valentín) Genesis fue directo al grano y sin mayor preámbulo le propuso matrimonio. Llevan 6 años casados y son tres los hijos que tienen

.

Aunque la  osadía de Genesis puede parecernos extraña, al menos fue a pedir la mano derechamente a la dueña de la misma. Es que en algunas partes de Camerún aún se estila el hecho de que el hombre vaya directamente donde los padres de la novia en potencia, sin siquiera consultar antes con ella. Incluso hay casos donde los padres se ponen de acuerdo entre ellos y los novios simplemente proceden a casarse. Cualquiera sea el caso, el marido debe dar un regalo a la familia de la novia. Generalmente son mercancías de valor como cabras, chanchos, barriles de aceite de palma u otros bienes locales.

La Casa

Un día típico empieza  a las 6.00 de la mañana. Los distintos gallos que nos rodean nos recuerdan que el día comienza y que nos queda solamente un rato para seguir durmiendo. Luego de intentar y combatir con los distintos ruidos del lugar, nos juntamos a desayunar a eso de las 8.00 am. Generalmente hay pan, cereales, te y café. El tipo de pan varía de acuerdo a lo que se encuentre y existen tres tipos; uno de molde que tiene sabor a vainilla, otro que parece pan de Hot Dog y es medio insípido,  y mi favorito que es una especie de baguette. Lamentablemente el que más se repite es el de vainilla. Para acompañarlo hay mantequilla, mermelada, a veces huevos y las infaltables hormigas. Al principio intentaba evitarlas, pero con el tiempo uno se vuelve más tolerante y al final no te queda mucha alternativa. Envase de azúcar o de mermelada que se abre inmediatamente llegan a atacar. No alcanzamos ni a poner la tapa sobre la mesa y ya están encima. Lo bueno es que en el caso del café, cuando lo revuelvo salen a flote por lo que es fácil removerlas.

Contamos con dos baños. El de mujeres y el de hombres. Como bien pueden presumir, el de hombres es un desastre. Aparte de aceptar que existe una tendencia masculina a un menor cuidado de la infraestructura, también es justo mencionar que estas instalaciones no son las mejores. Como mencioné en el primer capítulo, el WC está bajo la ducha y lamentablemente el drenaje es casi inexistente. Por lo que el suelo tiene una constante poza de barro y otras cosas que andan dando vuelta. El de mujeres, en cambio, es lo más parecido a un baño común y corriente. Lo único distinto es que la inexistencia de agua caliente y constante. Un hecho interesante es que no existen espejos en ninguna parte de la casa (salvo en el baño de las mujeres) lo que por cierto ayuda a que la estética pase a un segundo plano. Muchas veces nos damos cuenta que necesitamos una peineta o una arregladita luego de usar la cámara fotográfica.

Luego en la mañana hacemos las labores respectivas que varían de acuerdo al proyecto que estemos trabajando ese día. Con las clases de computación el horario se ha vuelto más estable.

A eso de las 15.00 pm, el almuerzo está listo. Generalmente hay bastante para comer y alcanza para incluso repetirse un plato. El alimento número 1 que se repite el 99,9% de las veces es el arroz. Con tanto comerlo ya se me están “achinando” los ojos. La variedad está en lo que lo acompaña. Generalmente hay un poco de proteínas representadas en carne o pescado (usualmente con muchas espinas, pero muy rico). El alimento numero dos son los plantains (plátano grande/plátano macho) que solemos comerlos cocidos. Luego hay  verduras y acompañantes locales como el ERU (una hierba local), frijoles y el Fufu que es una especie de pure hecho en base a Yuca.

                                                                                          Plato local típico: Fufu & Eru

En la casa hay dos cocinas. Una que es como la tradicional que conocemos en “nuestro mundo” con piso de loza, refrigerador, lava plato y un horno donde quizás los únicos implementos faltantes son el microondas y una lavadora de platos. La otra cocina es la local que es la que casi todos tienen, que consisten en una pieza con espacio suficiente para hacer una fogata y con una repisa para secar la madera. Ver foto donde Charlotte (nana de la casa) está cocinando un rico plato local.

En la noche no existe cena. Generalmente están disponibles las sobras del almuerzo, pero como comemos tanto y tan tardíamente no hay mucha hambre. Además, ocasionalmente nos alimentamos con las distintas comidas que se ofrecen en la calle como son los meatsticks (anticuchos de solo carne), los  omelettes, pollo asado, choclo asado o plantain asado. Si, se repite el “asado”, dado que queremos eliminar la mayor cantidad de gérmenes.

En la pieza, la situación ha mejorado bastante. Compramos mosqueteros para protegernos de la diversidad de insectos que nos ofrecen su compañía, tapizamos los hoyos de las ventanas y de la puerta para evitar las visitas de los ratones y hemos intentado mantener un orden para vivir tranquilamente en el espacio reducido. Ahora último, conseguimos tapones para contrarrestar el ensordecedor canto de los gallos.

La lavandería también es un tema a destacar. Como bien pueden imaginar, no existen máquinas de lavar, ni menos secadoras.  Aquí todo se hace a mano y cada uno es responsable de lavar su propia vestimenta. El proceso es lento y dada la alta cantidad de barro que enfrentamos, las manchas no son pocas. Sin embargo, la parte más difícil es el secado. Entre la lluvia, la humedad y la neblina nocturna es un desafío lograr un secado completo y en poco tiempo. Existe una especia de garaje que permite colgar ropa protegiéndola de la lluvia, pero con 14 personas en la misma casa el espacio no es suficiente. Por lo que no queda otra que dejarlo al aire libre. El gran tema es que no hay día que no llueva. Y con tanta intermitencia y frecuencia es imposible estar presente para retirarla. Ahora último, un cordel que cuelga en la pieza ha sido la gran solución.

Como tema aparte, pero interesante de compartir les dejo unas imágenes de un presidente extranjero que es un ídolo en todo el país. Tal como con los objetos religiosos, abundan tributos en su nombre. Me refiero a Obama y a continuación entenderán la importancia que tiene para los locales. El hecho de que una persona de origen africano haya alcanzado la presidencia de USA es un gran orgullo para este continente y su imagen es tan significativa como la de grandes líderes históricos tal como Mandela y Martin Luther King. No he podido sacar fotos de todas sus representaciones, pero entre las que exhibo podrán notar que hay restaurantes en su nombre, locales, cinturones, DVD’s, poleras, etc!

         

                           

 

 

    

     

Publicado en Uncategorized | 6 comentarios

Cameroon, Parte III

Primero que todo les comparto el link de youtube que había quedado pendiente en el primer capítulo. Para quienes no recuerden o no lo hayan leído, había quedado de subir un video donde se apreciara lo que puede ser el acento local. Esta vez es exhibido por Jerry, nuestro vecino:

http://www.youtube.com/watch?v=zwfZD39s5jw

  

Trabajo y Proyectos

En la pieza nueva fuimos recibidos por nuestro vecino Lyunga (un joven de 26 años que trabaja en un estudio de música-me recuerda a Hyde de That 70’s  Show-.), lagartijas y muchos mosquitos. La primera noche estaba feliz porque sabía que habíamos escapado del ruido proveniente de los llantos diarios de los hijos de Genesis. No obstante, nos encontramos con los gritos de los vecinos, la fuerte música de Lyunga, el festival nocturno de los ratones y la nunca bien ponderada presencia matinal de los malditos gallos.

Sin duda habían muchas acciones que tomar. Sin embargo, en este capítulo quiero dejar de lado la vida diaria y enfocarme en las distintas iniciativas que estaré (y espero estaremos) participando.

  

Campeonato de Futbol-  Proyecto A

Aprovechando todo el revuelo que el mundial ha causado y teniendo en cuenta la realidad infantil local, es que he propuesto crear el primer campeonato para niños en Buea. 

Como habrán escuchado, es un triste hecho que aquí los niños son dejados de lado a temprana edad. La escasez general hace que ambos padres estén ocupados trabajando y no tengan tiempo para dedicarse a sus hijos. Es por eso que no es raro ver a niños solos en la calle o incluso niños cuidando otros niños más pequeños. Así, como tampoco es raro ver a niños trabajando. Las fotos hablan por sí solas y para que entiendan cuán común es esta situación, 5 de las 8 fueron sacadas en período de no más de 15 minutos…

 

 La idea es crear un campeonato que atraiga a un número importante de niños-120 aprox- para que tengan la oportunidad de distraerse por un par de fines de semana jugando en una cancha decente (o semi decente) con árbitros, reglas claras, buena colación y  público. Además, quiero que cada jugador se quede con el recuerdo de la polera de su equipo para que puedan usarla en el futuro.

De esta manera, no solo lograremos darles un par de fines de semana que de seguro quedaran grabados en su mente, sino que los motivaremos para que se acerquen a la organización y a las oportunidades educacionales que esta ofrece.

El campeonato contemplará 8 equipos de 15 jugadores cada uno (formato de 11 por lado) para niños entre 9 y 15 años. Genesis está motivado con la idea y quiere darle continuidad para que se realice una vez al año.

Para las poleras, pienso emular a aquellas de los grandes equipos como el Inter (muy popular por el jugador camerunense Samuel Eto), Barcelona, Chelsea, etc. Tengo a un equipo regalón que estará formado por niños que viven en mi barrio y con quienes juego religiosamente todos los días a las 5 de la tarde. A ellos pienso vestirlos con los colores del glorioso Rolando Alberto (equipo de mi generación y campeón de la primera edición del campeonato de Old Mackayans). Para mis amigos y para cualquiera que se motive, ofrezco  la posibilidad de “apadrinar” a un niño. Es decir, por un monto de 20 USD, pueden elegir un número y su nombre para que así uno de los niños los represente. El que quiera hacer esto que me contacte por mail.

  

Clases y Laboratorios de Computación-  Proyecto B

Como ya mencioné en la introducción del Blog, uno de los proyectos principales de los cuales seré parte guarda relación con tecnologías de la información. Para que entiendan lo importante que pueden ser y el contexto donde se desarrollan tengan presente lo siguiente:

A partir de este año, el gobierno Camurense ha introducido el curso de Ciencias de Computación para que sea enseñado de manera obligatoria en Secundaria. También han incorporado un examen de computación dentro del GCE-algo así como la PSU en Chile y el SAT en USA-.

Sin embargo, sólo el 2-3% de los colegios tienen computadores…

Complementando lo anterior, les comparto algunos datos sobre la realidad informática y tecnológica del país y el continente:

Para Camerún, los datos tecnológicos indican lo siguiente:

Camerún ICT (2008)   
Computadores Personales   1.1 %
Usuarios de Internet   3.8 %
Líneas telefónicas      1 %
Telefonos Celulares    32 %
Casas con set de televisión (%)    23 %

*Fuente: Banco Mundial.

 

Es evidente la falta de inversión en términos de tecnologías de la información que este continente entero tiene. Para más información ver el siguiente artículo, publicado hace sólo unos días en el diario chileno La Tercera donde el ex primer ministro de Inglaterra, Gordon Brown habla al respecto: http://latercera.com/contenido/655_278897_9.shtml

Con todo lo anterior en mente iniciamos nuestras labores. Dentro de una semana comenzaban las clases de computación de cuatro semanas que ofrecíamos para este verano.

Sin embargo, por falta de publicidad,  carencia de plataformas de comunicación, ignorancia e incluso miedo en algunos casos, aún teníamos más del 50% de los cupos disponibles. Por lo que lo primero que hicimos fue crear una “fuerza de ventas” dentro del equipo que se preocupara de captar más alumnos.

Fue así que como parte de una de las iniciativas, aproveché uno de los entrenamientos de futbol y di un pequeño speech a los cerca de 50 jugadores-de entre 17 y 23 años-invitándolos a inscribirse. Para mi sorpresa, mientras hablaba de las oportunidades que los conocimientos en computación podían brindar fui interrumpido por un repentino aplauso.

Me retiré entusiasmado pensando que había llenado los cupos. No obstante, solo se presentaron tres…No puedo negar que la débil respuesta fue frustrante. Cuesta entender, pero sólo tenemos que considerar que la mayoría de ellos ha vivido toda su vida sin un computador y no necesariamente entienden porque tendrían que empezar a hacerlo ahora. Nunca tuvieron uno en su casa y nunca vieron uno en su colegio.

 A pesar de lo anterior y para nuestra satisfacción, las clases finalmente se llenaron y ahora son impartidas con bastante éxito y buena participación. La mayoria llegó sin siquiera saber ocupar el mouse. Ahora, luego de dos semanas y media ya tienen su propia cuenta de e-mail, Facebook y saben utilizar la poderosísima herramienta que representa el buscador de Google.

*Laboratorio de HINT en una de las clases de computación.

  

Schools PC´s Project

Con el propósito de algún día cambiar las estadísticas anteriormente exhibidas y estrechar la brecha digital que existe entre Africa y el resto del mundo, es que estamos trabajando en el proyecto de proveer laboratorios – de mínimo 5 computadores y máximo 20- a colegios y/o instituciones de la zona.

Al igual que con las lecciones, lo primero que hicimos fue concentrarnos en los esfuerzos comunicacionales. En este caso, se generó mucho interés  y muchos estaban esperando la gran oportunidad. Hicimos visitas a colegios, repartimos material promocional, participamos en la radio principal angloparlante del país (espero conseguirme el programa y luego de una revisión de los disparates que dije, postearlo en este mismo medio)-entre otras iniciativas.

Buscando un programa de largo plazo y con posibilidades reales de ser sustentable es que decidimos la siguiente fórmula:

Costo total ($2200 USD) = HINT (60%) + Colegios (40%)

*Costo aproximado para un laboratorio de 10 computadores.

De esta manera, el 40% de recarga a los colegios apunta a:

  • Distribuir mayor cantidad de laboratorios.
  • Hacer a los colegios participes de este emprendimiento.
  • Crear un sentido de “ownership” que se traduzca en mayor compromiso y responsabilidad para con el proyecto.
  • De alguna manera saber que contamos con colegios capaces de generar capital que puedan darle apoyo financiero los laboratorios.

Tenemos cerca de 30 colegios que están esperando respuesta, pero hasta ahora solo hemos podido ayudar a 6; lo cual se logró gracias al fundraising que los 5 restantes voluntarios que trabajan en este proyecto pudieron realizar. Todos llegaron a Camerún con los fondos listos.  Algunos recibieron ayuda de sus Universidades, otros de sus empresas y otros de privados. En mi caso y como mencioné al inicio del Blog yo decidí esperar hasta estar acá y ahora que he visto la necesidad es que comparto con ustedes la oportunidad de colaborar (más adelante explicaré como hacerlo).

Mi intención es patrocinar a 2 colegios.

Un dato importante a considerar es que entre los 6 colegios que hemos ayudado, hemos dado acceso informático a más de 2500 niños.

 

Educación- Proyecto C

Por último, siempre he considerado la posibilidad de ayudar a niños o jóvenes a financiar sus estudios. Sé que hay muchos casos y aquí he encontrado a un candidato.

¿Se acuerdan de Jerry, el vecino que me llevo a jugar futbol? Es el mismo que aparece en el video de youtube (http://www.youtube.com/watch?v=zwfZD39s5jw).

Bueno, luego de compartir y conocerlo bien, he decidido darle la oportunidad de que cumpla el que ahora parece su lejano sueño de tener una carrera profesional.

A continuación relato su historia personal:

Jerry es un chico de 21 años. Nacido en un campamento, fue el primer hijo de una joven de 19 años. Desde pequeño ayudó a su madre en las labores de la casa y dada la desaparición de su padre-a quien nunca conoció-le tocó asumir el rol de marido y padre para con su madre y hermana menor madre. Cuando su mamá quedó embarazada por tercera vez, no pudo hacerse cargo de él y como no quiso que abandonara la escuela para dedicarse 100% a trabajar, fue que lo mandó a vivir a una aldea donde pudiera educarse.

Jerry cumplió con sus estudios de básica. Sin embargo, cuando le tocó ir a secundaria se encontró con que no tenía como financiarse. Ahí decidió emprender un viaje e intentar localizar a su padre quien, de acuerdo a los datos que tenía, vivía en un pueblo a cuatro horas de él.

Afortunadamente lo encontró y lo enfrentó. Se había casado y tenía 2 hijos pequeños. El padre lo reconoció enseguida y le prometió que en un par de meses iba a tener dinero suficiente como para apoyarlo. Jerry se retiró feliz por haber conocido a su padre y feliz porque contaba con la oportunidad de seguir estudiando.

Pasados los dos meses, Jerry volvió puntualmente a casa de su padre. No obstante, se encontró con la amarga sorpresa de que su padre no estaba dispuesto a darle dinero alguno.  Con mucha tristeza y frustración se despidió de él para siempre y no le quedó otra alternativa que aceptar el hecho de que perdería ese año de estudio.

Ahí fue cuando decidió aventurarse e ir a la ciudad principal de este país: Douala. Su mama tenía un amigo allá que podría ayudarlo a encontrar trabajo (recuerden que el desempleo es de un 30%). El amigo lo terminó contratando para que se hiciera cargo de los quehaceres domésticos de su hogar como cocinar, limpiar y lavar ropa. Le prometió cierta cantidad de dinero al final de cada mes. Luego de 2 meses, Jerry le solicitó la cantidad prometida, pero solo recibió un tercio. A la semana siguiente Jerry volvió donde su madre para que lo ayudara a reclamar el dinero. Ambos viajaron a Douala, pero se encontraron con que el tipo había tenido un accidente y había muerto….

Como última alternativa decidió mudarse a Buea donde tenía un tío abuelo. Lo recibieron en una casa donde estrechamente vivían 10 personas. Le pidieron que se hiciera cargo de la cocina 2 días a la semana, que serían los únicos 2 días donde le permitirían alimentarse allí. Para el resto de los días, debía ingeniárselas para comer. Lo primero que encontró fue un trabajo de obrero en zona rural a kilómetros de Buea. Después de semanas de maltrato y hambre, decidió renunciar.

Volvió a casa de su Tío abuelo en Buea donde actualmente vive. Trabajando como electricista, jardinero, limpiando casas, entre otras funciones, ha sido capaz de juntar dinero para solventar su alimentación, sus estudios y enviar dinero a su madre y sus 2 hermanas. Este año se gradúa del colegio y su sueño es estudiar Ingeniería eléctrica. Sin embargo,  ahora que sus hermanas deben pagar para sus estudios secundarios debe decidir entre pagar sus propios estudios o los de su familia.  La carrera total cuesta alrededor de $450 USD… Es aquí donde quiero que me ayuden a ayudar…

 

Como ayudar

Invito a todo aquel que crea en los proyectos y en las causas indicadas a ser parte de ellas.

Con la ayuda de nuestro partner Develop Africa en USA, he creado una página de Fund Raising. Esta página es 100% confiable y es utilizada por diversas organizaciones en el mundo. Para los que viven en USA pueden aprovechar cualquier donación para efectos de descuentos en los taxes.

Estoy consciente que no todos pueden colaborar y para algunos es difícil. Para mí tampoco es fácil pedirles, pero créanme que todo aporte-cualquiera sea el monto- será muy bienvenido y bien utilizado.

Con su tarjeta de Debito o Crédito pueden rápidamente contribuir.

http://www.firstgiving.com/andro_hint

Para todos aquellos escépticos que duden de las donaciones y de toda la ayuda que Africa recibe, simplemente quiero asegurarles que confíen en quien escribe. Es cierto que en las últimas décadas billones de dólares han sido enviados a Africa y sin embargo poco crecimiento se ha visto. Esto se debe a que las donaciones han caído en manos de gobiernos y/o  instituciones con altos índices de corrupción que han usurpado gran parte del dinero. Sin embargo, créanme que cualquier donación que haga será parte de una organización confiable que está trabajando de manera seria, transparente y profesional. Además todo movimiento será personalmente supervisado por mí. Solo basta que crean en las causas y confiar que acá estamos intentando enseñar a pescar en vez de entregar el pescado en la boca.

Gracias por su tiempo y apoyo.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Cameroon, Parte II

Bienvenido a BUEA

 

Al día siguiente de mi llegada Adam me acompañó a hacer los trámites básicos: Ir al banco y a un quiosco a comprar una sim card (Increíblemente acá no tienen agua potable, pero casi todos tienen celular). 

Apenas llegamos a la esquina lo primero que vemos es un choque no menor entre un taxi-que representan el 90% de los vehículos presentes- y un auto privado. Lo primero que escucho es “bienvenido a Buea”. Luego me explican que en promedio hay 3 choques a la semana.

¿Las causas? Primero que todo los conductores; muchos de ellos irreverentes al volante, otros nunca sacaron permiso de conducir y otros parece que simplemente nunca aprendieron a manejar. Otras causas son el inestable estado de los vehículos y la famosa calle principal que con su inclinación, curvas, falta de semáforos y señalizaciones pone a prueba día a día a todo aquel que osa hacer uso de ella.

Esta calle merece mención especial, ya que personalmente considero que no  podemos hablar de Buea sin tenerla presente. Consiste en una larga vía bidireccional con 2 pistas por lado. Como ya dije, no tiene señalización alguna y tanto la alta velocidad como las bocinas abundan; sin embargo, lo más importante no es lo que pasa en la calle, sino lo que pasa a su alrededor.

Algo así como antiguamente los pueblos solían formarse alrededor de un río que les proveyera agua para subsistir, acá el pueblo se ha formado en torno a su calle principal. Son pocas las zonas donde existen calles perpendiculares que avancen más allá de 100 metros. La geografía y la densa naturaleza parecen hacer difícil la existencia de las clásicas cuadras y vías paralelas comunicantes. Por lo que el pueblo se ha ido formando a lo largo y no a lo ancho.

En la foto se alcanza a apreciar algo de lo que me refiero.  A cada lado encontramos casas, negocios, bares, etc. La gente pasa mucho tiempo en la calle ya que al contrario de cómo ocurre en muchos países desarrollados, encuentran mayor comodidad y más cosas que hacer afuera que adentro de sus propias casas. Dada la carencia de electricidad en muchos casos, aprovechan la luz del día al máximo; por lo que desde las 6.00 de la mañana ya es normal ver movimiento en la calle.

Ahora bien, tampoco puedo dejar de mencionar a los peculiares taxis que tal como sucede en las grandes metrópolis del mundo, parecen una plaga. Claro que acá la mayoría son Toyotas o Nissan que no pasan el año 2000. Son todos de color amarillo, pero se diferencian unos de otros por sus diseños alternativos siendo los más comunes el logo de NIKE, el logo de PUMA y la bandera de USA.

     

El funcionamiento de los taxis es lo más parecido a lo que en Chile llaman un colectivo. Es decir, hacen una ruta predeterminada y a quienes les sirva comparten el auto mientras dure su trayecto. Eso sí, no existen carteles con números o nombres que indiquen hacia donde se dirige el vehículo.  Las dos maneras de saber es parando el auto y preguntando hacia dónde va o bien haciendo una señal con la mano (lenguaje corporal que aún no manejo). La tarifa estándar es de 100 CRF, es decir, cerca de 100 pesos chilenos o 20 centavos norteamericanos. 

Lejos, lo más llamativo de todo es como los taxistas locales han decidido desafiar a los diseñadores japoneses y han hecho de la cabina delantera una para tres personas. Simplemente ponen un chaleco sobre el freno de mano y voila!. En la cabina trasera lo normal son 4 personas, aunque he visto más. Acá si que saben sobre maximizar capacidades. Full Payload!

Siguiendo con mi primer día, al volver a la casa nos comentan que tendremos que cambiarnos de pieza ya que dentro de una semana llegaría una pareja de voluntarios a ocupar la nuestra. Lo bueno de esto es que íbamos a tener cama propia. Lo malo es que íbamos a ocupar una pieza que estaba a 100 metros de la casa y que tenía que ser completamente remodelada. Necesitaba pintura, ventanas, electricidad, piso y muebles-nada más-.  Así que lo primero que hicimos fue ofrecernos para ayudar a arreglarla y así asegurarnos de que estuviera en condiciones habitables dentro del plazo establecido. Fue así como los 2 primeros días estuvimos en eso. Ver fotos.

            

Futbol

Llegó el primer fin de semana y Jerry, nuestro vecino de 21 años (de quién me detendré a hablar en el próximo capítulo) nos invito a trotar y jugar futbol. Quería salir a las 6.00 de la mañana, aunque al final negociamos para salir a las 7.00 am. Luego de unos 20 minutos bajando por la avenida principal llegamos al estadio de Buea.

Lamentablemente lo primero que me llamó  la atención fue la cantidad de basura que nos recibió a la entrada. Como pueden ver en la foto hay tres recipientes. Dos en posición normal cumpliendo su función y un tercero dado vuelta…Este un tema que desgraciadamente es una constante y que más adelante abordaré.

     

Ahí un equipo nos invitó a ser parte de su entrenamiento. Esperaba que fueran buenos pero nunca tanto como el nivel que vi. No solo contaban con buen estado físico, sino que también con una excelente técnica. Mucho mejor que el típico pichangero chileno. Después de estos 6 meses donde el deporte no ha sido mi prioridad tuve que poner bastante de mi parte para no dejar en vergüenza al país cuya polera roja orgullosamente portaba.

Tenían un entrenador de aspecto serio y trato exigente, pero la falta de implementos deportivos era evidente.  Solo tenían a su haber unos cuantos conos maltraídos, una sola pelota y unos sacos de papa como sustitutos de colchonetas. La indumentaria física de los jugadores también era llamativa. Algunos entrenando con chalas, otros sin calcetines, la mayoría con ropa deteriorada e incluso algunos con prendas que de acuerdo a mis estándares serían de uso femenino…

Nos comentaron que se estaban preparando para un campeonato y que si queríamos podíamos participar. Solo bastaba que al día siguiente nos presentáramos las 1.00 pm para la ceremonia inaugural y lleváramos con nosotros con una fotocopia del pasaporte y una fotografía.

Como buen chileno, llegué a la hora y a las 1.00 pm estaba en el estadio, sin embargo, me encontré con la sorpresa de que solo había un par de personas, entre ellos, los encargados de marcar las líneas y poner las redes en los arcos. Pregunté si estaba en el lugar correcto para el “campeonato” y me dijeron que iba comenzar “luego”. Fue ahí cuando por primera vez presencié el especial trato que aquí le dan al tiempo.  Para entender, convengamos en que no les gusta ser esclavos del mismo y cuando dicen una hora, uno debe considerar un rango de 1 a 2  horas adicionales. Entre los voluntarios lo denominamos AST (African Standard Time).

El campeonato

A eso de las 3.00 pm recién empezó a llegar la gente. Para mi sorpresa, la cantidad total no era menor.  El “campeonato”, efectivamente era un campeonato, y de verdad. En total los espectadores sumaban cerca de 800 personas. Habían unos cuantos periodistas, transmisión por alto parlante y algunas autoridades locales presentes. Todos los equipos lucían uniformes nuevos de gran calidad que habían sido entregados por el auspicidaor del campeonato-un doctor norteamericano que trabaja en conjunto con la ONU-.

El entrenador y el “manager” se acercaron a nosotros y nos pasaron el uniforme de nuestro equipo. Ese fue el minuto en que saltamos a la fama.

Fuimos a la cancha y el hecho de no ser locales claramente no pasó desapercibido. Me sentía totalmente observado y no era poca la gente que nos apuntaba y nos gritaba. Al principio no entendía bien que decían, pero fue ahí cuando por primera vez escuché el sobrenombre que día a día se repite y que seguramente me acompañará hasta el día en que me vaya: whitemen

-Whitemen es el nombre por defecto que cualquier persona de raza no negra recibe. No importa si eres asiático, latino, caucásico o lo que sea. Tampoco importa si eres niño, adulto o incluso hombre o mujer. Absolutamente todo aquel que no sea negro es un whitemen. Vayamos donde vayamos, la gente nos  llama por ese adjetivo y los niños sobretodo suelen ser quienes más lo usan gritándolo sin recato alguno-.

En la cancha me sentía un verdadero rock star. Eramos definitivamente los bichos raros de la ceremonia, aunque creo que unos bichos respetados y apreciados. Nos situaron al frente del equipo y nos dieron el honor de llevar la bandera del mismo. Los pocos camarógrafos inmediatamente se acercaron, filmándonos y sacándonos fotos por un buen rato. De las múltiples fotos,  solo pude rescatar las siguientes:

     

Mientras estábamos ahí cayó una lluvia torrencial y aunque nos esforzamos por cobijarnos bajo la bandera, fue poco lo que pudimos hacer. Luego de una media hora de fotos, discursos y bailes tradicionales, una banda entonó la marcha de salida y nos despedimos entre aplausos de la cancha. Definitivamente parece que ahí estuvieron mis 15 minutos de fama. 

Ya al día siguiente comenzamos con el trabajo de manera más intensa. Lo primero que hice fue una especie de business plan considerando los distintos proyectos que como equipo llevaríamos a cabo este verano. Me encargué de hacer una presentación para todo el equipo que sirviera a modo de introducción y así partiéramos alineados. A mitad de semana se integraron el resto de los voluntarios:

Amber, una chica surfista de California que estaba acá como práctica de su carrera “International Relationship and Sustainable Development” y Eric & Kristi, una matrimonio de Texas de 28 años cada uno que habían decidido hacer una pausa en sus vidas y dedicar un año de voluntariado. Pasarían 6 meses en Buea y otros 6 en Nepal. Con la llegada de ellos se completaba el grupo y se marcaba el inicio en la nueva pieza.

 

  Auí solo 5 de los 8. De izquierda a derecha: Eric, Andro, Amber, Adam y Kristi.

 Hasta acá dejo el segundo capítulo. En la próxima edición voy a contarles más sobre la gente que he conocido acá y sobre los proyectos que estamos trabajando.

Publicado en Uncategorized | 7 comentarios

Cameroon

Intro

  

Nunca he sido un “bloggero” ni he sido una persona de e-mails o comunicaciones masivas.  Sin embargo he decidido crear este espacio porque su exposición apunta a una buena causa:

El de crear una comunidad de amigos que se motiven a ayudarme a ayudar a un pueblo africano de nombre Buea.

Si es que ese motivo no se cumple al menos voy a poder compartir mi experiencia con mi gente cercana y voy a quedarme con una documentación escrita de una aventura que estoy seguro será extraordinaria.

Cuando opte por venir me preguntaron si podía hacer un poco de “fund raising”. Para ser honesto me pareció un poco incómodo y además un muy mal momento para llevarlo a cabo. Era Abril y la mayoría de mis contactos aún estaban dedicando sus esfuerzos a ayudar a Chile después del terremoto del 27-F.

Sin embargo, como expresa un dicho africano “no hay peor error que dejar de hacer algo por miedo a hacer poco”. Además creo que tal como lo hacen otros países, Chile está en condiciones de ir más allá del “Chile ayuda a Chile”.

Ahora que he llegado acá he presenciado cómo incluso con un presupuesto limitado se pueden lograr grandes avances y por ende cuan relevante puede llegar a ser el aporte conjunto de unos pocos. Más adelante compartiré algunos números para que vean el alcance.

A continuación he preparado un resumen del país, el pueblo y la organización de la cual soy partícipe para que entiendan un poco el contexto donde se enmarca esta experiencia. Espero no aburrirlos con tanta información…

 

El País

                                                                          

Camerún es un país de aproximadamente 19.000.000 de personas ubicado en el centro-oeste del continente africano. Con 475,442 kilómetros cuadrados es un poco más grande que el estado de California. Le llaman la “África en miniatura” porque a través de su diversidad cultural y especialmente geográfica, representa a la totalidad del continente. Colonizado originalmente por Alemania en 1881, fue repartido entre Francia e Inglaterra después de la Primera Guerra mundial. Cuenta con más de 200 idiomas aunque los oficiales son el inglés y el francés.

Actualmente se divide en 10 regiones, siendo 2 de ellas angloparlante: Suroeste y Noroeste.

Algunos interesantes rankings internacionales califican al país de la siguiente manera:

Indice Global de Paz: 95 de 144

Indice de Desarrollo Humano: 153 de 182

Indice de Corrupción: 146 de 180

Reporte de Competitividad Global: 111 de 133.

A continuación preparé un cuadro comparativo entre Camerún, Chile y USA de ciertas estadísticas que me parecen relevantes tener en cuenta:

Datos EEUU Chile Camerún
Población 310,232,863 16,746,491 19,294,149
Esperanza de vida 78 años 77 años 54 años
PIB per capita $46,400 USD $14,700 USD $2,300 USD
Indices HIV 0,6% 0,3% 5,1%
Desempleo 9.3% 9.6% 30%
Pob. bajo línea de pobreza 12% 18% 48%
Alfabetización 99% 95,7 % 67,9 %

 

 El Pueblo

 

Buea (Se pronuncia Boya) es un pueblo perteneciente a la región Suroeste de Camerún, por lo cual se habla mayoritariamente inglés. Es un acento que en algunos casos se me hace difícil de entender. Mucha gente habla pidgin que es un dialecto utilizado en diversos países de la región donde se mezclan el francés, inglés y un tercer idioma nativo que fue creado para mantener independencia y privacidad comunicacional frente a los colonos europeos. De ahí que a veces el inglés que utilizan no es el más claro del mundo. En el siguiente link pueden ver a uno de mis buenos amigos locales y entender a lo que me refiero:

www.youtube.com/[pendiente]

 

Tiene alrededor de 60.000 habitantes, pero si se suman los pueblos vecinos y las zonas aledañas alcanza un total aproximado de 150.000 habitantes. Lo más destacable por la única guía turística que hace referencia al pueblo (guía Bradt, ni siquiera existe Lonely Planet para Camerún) es que se encuentra a los pies de la “Mount Camerún”, la montaña más alta de toda la zona centro y oeste de Africa con 4.095 metros. Lo otro importante de Buea es que alberga a la única universidad de habla inglesa del país.

La Organización

  

 La organización en la cual estoy participando se llama HINT (Helps International). Es una humilde y local ONG creada en 2004 por Genesis Tinshu. Su misión es:

“Mejorar la realidad social, económica y la salud de los pobres y poco privilegiados de la sociedad local a través de la educación, desarrollo de aptitudes y creación de empleo”.

Tiene proyectos que se enfocan en 4 áreas: Educación, Salud, Finanzas y Desarrollo comunitario como el de proveer agua que sea potable y de manera constante.

Tiene partnerships con otras organizaciones como Engineers Without Borders, Develop Africa , Back Packs, Computers 4 Africa, Digital links y Hope Outreach International. 

El área de mayor relevancia y donde inicialmente estaré participando es el proyecto de ICT (Information & Communication Technologies). Este básicamente trata de reducir las brechas en tecnologías de la información entre la gente de Camerún y el resto del mundo. Esto a través de proveer computadores, Internet y clases de computación a colegios y centros sociales de la ciudad.

Si quieren entra en más detalle y ver las diferencias existentes en términos de ICT entre Camerún y países desarrollados, pueden visitar el siguiente link del Banco mundial:

http://devdata.worldbank.org/ict/cmr_ict.pdf

Personalmente cuando estuve haciendo mi búsqueda para ser partícipe de alguna ONG vi muchas propuestas para trabajar ensenando inglés, asistir en orfanatos, construcciones de casas, cuidado de animales, entre otras. Todas muy loables por cierto. No obstante, me interesó la de HINT dado que me parece que el alcance que herramientas como un computador e internet pueden tener sobre cualquier persona, y en especial sobre niños de humildes condiciones sociales, es incalculable.

Además vi en Genesis a una persona capaz y con mucha motivación por trabajar por su comunidad. Siendo además una organización pequeña hay mucho espacio para desarrollar múltiples funciones y ayudar más allá que en un solo proyecto.

Entre los logros más importantes de HINT destacan:

  • Desde el año 2003 a la fecha, más de 800 jóvenes han sido entrenados para poder hacer un uso efectivo de computadores e internet.

 

  •  Aproximadamente 40 mujeres han recibido educación económica y préstamos financieros para el inicio o la expansión de micro negocios.

 

  • Más de 200 líderes de distintas comunidades han sido instruidos para poder ser educadores de HIV/AIDS.

 

  • Más de 150 niños han sido auspiciados para poder asistir a clases en diversos colegios.

 

  • Más de 30 jóvenes desempleados han sido entrenados para poder desempeñarse como diseñadores de páginas web.

 

El Viaje 

Este viaje comienza en Johannesburg donde tomé el avión a Douala (aeropuerto más cercano a BUEA y ciudad principal de Camerún). Luego de dos semanas en Sudáfrica atrás quedaban las vuvuzelas, las banderas, las fiestas, los fanáticos de distintas partes del mundo, los restos del apartheid, el sueño mundialista de Chile, entre otros recuerdos. En Sud-AFRICA creía haber visto algo de la realidad de este continente, pero ya en el avión empecé a notar que lo que me esperaba era bien distinto.

Me vine sentado al lado de una Kenyana que como profesión corría  maratones. Era bajita y bien delgada. En su currículo tenía ya varias victorias de renombre internacional tal como haber sostenido en dos ocasiones el récord mundial de maratones y haber sido la vencedora de las maratones de New York, Rotterdam, Berlin, Londres, entre otras. Su nombre es Tegla Loroupe para los que la quieran googlear o para los fanáticos que la puedan conocer. Me contó que tenía una fundación en Kenya donde a través del deporte buscaba rescatar a niños soldados de zonas de conflicto. Tenía más de 14 hermanos, ya que su padre tenía 4 señoras. Orgullosa de su gran familia argumentaba que la poligamia era sana para la sociedad. Decía que en occidente los hombres tienen una mujer pero múltiples pololas, mientras que en su realidad su padre solo tenía 4 novias con lo cual se mantenía siempre fiel. No me quedo claro si lo decía por la dificultad que significaba para su padre engañar a 8 ojos o porque simplemente se hallaba satisfecho.

Aterrizamos en Nairobi, Kenya y la diferencia con respecto a Sudáfrica era abismal. Aeropuerto antiguo y muy básico. Humedad, calor y carencia de aire acondicionado. Luego de 3 horas de espera y una adicional por atraso del vuelo partí rumbo a Camerún. Empezamos a descender y se veían muy pocas luces al lado del aeropuerto. Me llamo la atención considerando que Douala es la ciudad principal de Camerún. Cuando aterrizamos me informaron que no estábamos en Camerún, sino que en “Central African Republic” en una ciudad cuyo nombre no recuerdo. Teníamos que recoger a algunos pasajeros. Linda sorpresa. Subieron unos 10 militares y un par de civiles. Luego de una hora llegamos finalmente a Douala. Llegamos 1 hora y 30 minutos tarde cuando eran cerca de las 12.30 am, por lo que sentía un poco de vergüenza ante la gente de HINT que me estaba esperando. Nuevamente un aeropuerto anacrónico me recibió. No habían más vuelos arribando por lo que la salida fue expedita.

La Llegada

Para mi sorpresa a la salida del aeropuerto me estaba esperando Genesis, el fundador y presidente de HINT. Me saludo con su sonrisa y parsimonia que ahora entiendo son constantes. Subimos a un auto de condiciones irregulares. Un Toyota corolla de los inicios del 90 donde la única luz que funcionaba era la que indicaba que quedaba poca bencina.

Salimos del estacionamiento y nos subimos a la “carretera”. Lo primero que me llamó la atención aparte del estado de la misma y  de las edificaciones aledañas, todas muy antiguas y mal cuidadas, fue la velocidad con que el conductor de habla francés avanzaba. Buea queda a 140 kilómetros del aeropuerto, por lo que inmediatamente empecé a calcular que tenía que aguantar una hora y media mientras el tipo continuara pisteando como un campeón.

 Luego, pasamos por unas poblaciones donde se veía mucha gente en la calle. Pregunté que pasaba y Genesis me respondió que se debía a que eran cerca de las 1.00 am. Quede pagando con la respuesta, pero cuando luego complementó con que a la gente de Camerún le gustaba divertirse de noche me quedó claro.

Luego de unos kilómetros, aparece un policía con una linterna haciendo señas para que nos detuviéramos. Sin siquiera arrugarse, el chofer lo esquivó y seguimos nuestro camino. Más adelante nos encontramos con el primer peaje. Consistía en una barrera metálica que se movía de manera manual. A su lado, habían dos mujeres que sostenían en sus manos un tarro como lo de los bomberos cuando piden ayuda en los semáforos. Luego de pagar, hicieron retiro de la barrera y pasamos. Después de unos kilómetros se repite la imagen y veo a un nuevo policía con una linterna. Esta vez, el chofer no puede sobrepasarlo por lo que se detiene. Le revisan un documento y cuando pregunta por mi le responde que soy un amigo que viene llegando de ver el mundial en Sudáfrica. Como si eso fuera sinónimo de status o de algún tipo de respeto el policía sonríe, les devuelvo el documento y nos deja continuar.

Dada la alta velocidad que mi amigo Schumager mantuvo llegamos en una hora a Buea. Como era de noche no pude ver mucho. Luego de un rato de subir un cerro llegamos a un camino de tierra que a pocos metros nos dejó en la casa de Genesis; la casa donde me estaría quedando. Entramos y luego de un pasillo me comenta que voy a compartir pieza con Adam, un Inglés que está trabajando en un proyecto de proveer una solución de agua potable para el pueblo. Toca la puerta y veo a este ingles semidormido que me recibe con una tímida sonrisa. Entro a la pieza y veo solo una cama. Miro alrededor y no veo ningún colchón ni superficie alguna que pudiera servir para recostarme.  A los pocos segundos aparece otro voluntario. Un afroamericano de North Carolina que alega estar con jet Lag. Ambos bien extrovertidos y simpáticos me preguntaban sobre el mundial mientras yo les preguntaba sobre el lugar. Al rato entendí que no solo tenía que compartir la pieza con Adam (el Ingles) sino que también la cama. Además, teníamos de compañeros a lagartijas, ratones, zancudos, cucarachas, mosquitos e insectos de todo tipo. Al menos solo no me iba a sentir…

Pregunté por el baño y cuando llegué me encontré con la sorpresa de que no había agua. Me explicaron que la cortaban varias veces al día por un tema de racionamiento. Dado lo cansado que estaba luego de las 12 horas de viaje me acosté y me quedé dormido inmediatamente. A la mañana siguiente había agua, pero claro que helada solamente. La verdad es que no importa mucho porque casi siempre hace calor. El único problema es que el WC estaba bajo la ducha por lo que pasaba mojado y el piso no parecía lo más higiénico del mundo.

Al día siguiente conocí al resto de los integrantes formales de la casa: Genesis, su señora Marceline sus hijas Naomi de 4 años, Tony de 3 años (muy llamativa por ser Albina) y Brian de 5 meses. Hasta el momento, estábamos 5 de los 8 voluntarios que llegarían para este verano: Adam (roomate), Brandon (Afroamericano de North Carolina), Robert el mejor amigo de Brandon, Sabrina de Londres y quién escribe.

De izq a derecha: Sobrina de Genesis, Rebeca(Madre de Marcelina), Naomi, Brian y MarieTonie (Hijos de Genesis)

…….Por el momento interrumpo la transmisión. Ya llevo casi 2 semanas en este lugar y si bien tengo mucho más que compartir, por ahora no tengo tiempo. Estoy intentando recuperar un montón de fotos que perdí y apenas pueda volveré a escribirles cono todo lo que he visto y he vivido….

TO BE CONTINUED….

 

Publicado en Uncategorized | 19 comentarios